COLABORACIÓN CON: DIEGO VÁZQUEZ - MELLADO & MÓNICA OCHOA

RÉQUIEM

Universal
Idea - Preseleccionado

“Un lugar donde cualquier persona, sin importar nacionalidad, raza, religión, edad u opulencia, puede descansar en paz. Al escoger este sitio como último lugar de descanso, cualquier ciudadano del mundo puede contribuir a que crezca un monumento a la tolerancia, reconciliación y unidad.” - Joan Miró

¿Por qué la muerte tiene que ser un tema difícil? Dejar a un ser amado atrás es un proceso natural de la vida. Réquiem se convierte en un lugar para cobijar momentos intensamente personales y privados. Es una plataforma universal que crea un diálogo común entre diferentes culturas celebrando el final de un proceso natural. Atmósferas solemnes de silencio y respeto son reforzadas por elementos naturales como agua y luz. La luz simboliza lo divino y puro, mientras que el agua se considera como un punto donde se unen humano y naturaleza.

Requiem: (Latin: Requiem pro defunctis) Celebración o ceremonia para el reposo de las almas de las personas fallecidas.

El paseo comienza cuando el visitante se encuentra con una pequeña plataforma definida por dos muros yuxtapuestos y comienza el descenso a un camino guiado por agua y luz. La intención de descender es sumergir al individuo a una atmósfera inesperada para disociarlo de la realidad, un momento para desconectarse. La sala de conmemoración es el primer espacio que aparece. Un lugar donde los visitantes pueden acompañar a sus familiares en un momento de pérdida, un espacio físico para despedirse. En el patio el difunto puede ser cremado, un proceso que es completamente natural para otras culturas.

“Polvo eres y en polvo te convertirás.” – Génesis 3:19

Réquiem debe estar situado a un radio aproximado de 150 millas de cualquier asentamiento urbano. Estas locaciones son estratégicas para que las estrellas se pueden ver fácilmente en el cielo. Este lugar para duelo está diseñado de manera neutral para tener una conexión directa con las estrellas y el universo, un escalera cósmica precisa. El clímax de la experiencia se queda en el lugar de reposo final de las criptas. Un espacio abierto completamente expuesto a condiciones naturales en cualquier lugar del mundo. El visitante siempre está acompañado del sonido de agua cayendo para transmitir serenidad. Con materiales pétreos que perduran y remarcan la permanencia de este lugar solemne aislado con el tiempo.

Finalmente, los visitantes concluyen la experiencia ascendiendo de un estanque natural. La salida es completamente a la entrada, ya que simboliza el cierre de un ciclo. Este es el punto donde el agua despide al visitante. Mientras uno se aleja de este santuario de vida y muerte, una reconexión con el mundo real nos acoge, permitiendo al visitante experimentar un estado de paz y reflexión.


Menú